Comer Sin Toxinas

Captura de pantalla 2013-08-16 a la(s) 16.00.38Imagina un mundo en el que:

  • La diabetes, los problemas del corazón, las enfermedades autoinmunes y otras enfermedades modernas sean raras o incluso nisiquiera existan.
  • Dónde seamos delgados y estemos en forma por naturaleza.
  • Donde no exista la esterilidad.
  • Donde se pueda dormir profundamente cada noche sin problema.
  • Donde se envejezca sin enfermedades como la osteoporosis.

Aunque esto suena como una fantasía hoy en día, hay evidencia de que en el pasado esta era la realidad durante una gran parte de nuestra historia evolutiva como ser humano en la tierra.

Hoy en día la gente tiende a pensar que ciertas enfermedades, como la obesidad, la diabetes, la infertilidad y la enfermedad de Alzheimer,  son “normales”, con el tiempo y lo aceptan como tal. Pero a pesar de estas enfermedades son comunes, no hay nada MENOS NORMAL que eso.

La gente ha evolucionado en los últimos 2,5 millones de años en lo que son ahora y en ningún momento tuvimos ningún problema con estas enfermedades modernas (Casi 84.000 generaciones) y ahora millones de personas mueren como cause de ellas.

El mundo (de fantasía) del que te hablé anteriormente, existía hasta hace unos pocos cientos de años.

¿Cómo pudimos permitir que esto sucediera? ¿Qué ha cambiado? ¿Como hemos pasado de ser personas en forma y saludables por naturaleza a ser personas enfermas, infértiles, insatisfechas e infelices?

Mi respuesta: El estilo de vida moderno. Y aunque hay varias causas que pueden causar ciertas enfermedades, comer  toxinas en los alimentos es la principal causa. Estas cuatro toxinas son las principales culpables:

  • Cereales (especialmente la harina procesada)
  • Azúcar (especialmente jarabe de maíz de alta fructosa)
  • Soja procesada (leche de soja, proteína de soja, harina de soja, etc)

¿Qué es una toxina?

Una toxina es una sustancia que tiene el poder de causar enfermedad o daño cuando entra en el tejido corporal. Cuando la gente oye la palabra “toxinas”, a menudo piensa inmediatamente en productos químicos y metales pesados ​​o similares. Pero incluso las fuentes de abastecimiento de agua, que necesitamos para sobrevivir, son tóxicas en dosis altas.

Lo que debes recordar en cuanto a las toxinas es que son cada vez más tóxicas, cuanto más las tomas más tóxicas son. La mayoría de nosotros no nos ponemos enfermos con un poco de azúcar, maíz, soja o aceite industrial. Pero si comemos estos alimentos (o más bien anti-nutrientes) en grandes cantidades, entonces las posibilidades de una enfermedad moderna aumenta significativamente.

Y eso es exactamente lo que ocurre en los últimos años. Los cuatro tipos de alimentos tóxicos que acabo de mencionar – grano, aceite industrial, el azúcar y la soja procesada – cubren la mayor parte de nuestra dieta. Pan, pasteles, galletas, pastas, refrescos, zumos de frutas, comidas rápidas y otros alimentos “fáciles” está llenos de toxinas. La mayor parte de lo que comemos todos los días es tóxico. Por lo tanto no es de extrañar la degeneración que ha sufrido nuestra salud.

Vamos a analizar con más detalle cada toxina.

Cereales: ¿Los “alimentos más saludables” del en el mundo?

Los cereales, tales como el trigo, el maíz, la cebada, la avena y el centeno, se han convertido en el alimento más importante para la dieta humana actual. También son apoyados por la Pirámide Nutricional e instituciones nutricionales que recomiendan una dieta baja en grasas y alta en carbohidratos. Cuando dices “cereales integrales” la mayoría de la gente dice “¡saludable!”.

Pero la verdad es que la mayoría de los animales, incluso aquellos que tienen una relación más estrecha relación con nosotros (el chimpancé), no están adaptados a comer maíz en grandes cantidades. Y nosotros, los seres humanos comemos estas plantas sólo  desde hace 10.000 años (sólo un pequeño punto en la escala de la evolución) y evidentemente todavía no estamos acostumbrados. ¿Por qué?

Porque la mayoría de los cereales tienen un mecanismo de supervivencia (como nosotros). Los animales pueden escapar si son perseguidos, pero una planta no. Las plantas han desarrollado otros mecanismos para protegerse a sí mismas, tales como:

  • Producción de toxinas que irritan los intestinos;
  • Producción de las toxinas que se unen a los minerales esenciales, para que no estén disponibles para nuestro organismo,
  • Producción de toxinas que frenan la digestión y la absorción de otros nutrientes esenciales (tales como la proteína).

Una de las sustancias más tóxicas que encontramos en los cereales es el gluten. En resumen, esta proteína hace que el intestino se dañe y pueda tener fugas. Un intestino permeable es uno de los precursores más importantes de la obesidad, la diabetes, y la enfermedad autoinmune.

El gluten se encuentra en muchos granos, pero principalmente en el trigo. Más de 33% de la población (probablemente mucha más) no puede tolerar el gluten. Y muchas personas ¡ni siquiera lo saben!.

Aceites industriales: no aptos para el consumo humano

Aceites vegetales industriales (maíz, soja, girasol, etc) hasta hace poco nunca habían sido parte de nuestra dieta. Grandes compañías están promoviendo estos aceites como “buenos para el corazón” y como la alternativa a las grasas saturadas.

El gráfico de aquí abajo te muestra cómo el consumo de aceite vegetal ha crecido en los últimos años.

Captura de pantalla 2013-08-16 a la(s) 14.06.51

Los antropólogos han estudiado que nuestros antepasados comían una proporción de ácidos grasos omega-3 y ácidos grasos omega-6 de 1:1. La investigación también muestra que nuestros antepasados ​​no sufrían de enfermedades modernas, como problemas del corazón, cáncer y diabetes.

Después de la revolución industrial, el consumo de aceites vegetales ha aumentado masivamente la proporción de ácidos grasos omega-6 a expensas de los ácidos grasos omega-3.

Hoy en día, nuestra relación es de 10:01/20:01, o incluso de 25:1 en algunas personas.

Esto significa que el consumo de ácidos grasos omega-6 es de 10 a 25 veces más alto que el de nuestros antepasados. No hay que subestimar las consecuencias de este aumento.

Un aumento de la ingesta de ácidos grasos omega-6 incrementa tu probabilidad de contraer diversas enfermedades, tales como enfermedades del corazón, diabetes tipo 2, la obesidad, el asma, el cáncer y las enfermedades autoinmunes.

Azúcar: la mejor manera de lastimar tu salud

Hace unos 20 años, Nancy Appleton comenzó a examinar formas en cómo el azúcar deterioraba nuestra salud. Por el camino se ha encontrado por el momento hasta 141 formas. Para obtener la lista completa, visita su página web.

Pero ya sabrás por anteriores artículos que el azúcar no siempre tiene la misma composición. El azúcar de mesa (sacarosa) se compone de dos azúcares: glucosa y fructosa. La glucosa es un nutriente importante para nuestro cuerpo y es saludable, siempre y cuando se consuma con moderación. Sin embargo, la fructosa es otra historia.

La fructosa se puede encontrar principalmente en frutas, verduras, y edulcorantes como el azúcar y el jarabe de maíz rico en fructosa. La investigación ha demostrado que los occidentales comen un promedio de 65 libras de azúcar por año.

La mayor parte esta azúcar proviene del consumo de alimentos procesados. El exceso de fructosa se debe metabolizar en el hígado y se almacena en forma de grasa.

Se puede ver en YouTube una película por el Dr. Robert H. Que habla sobre la fructosa y explica que todas las propiedades tóxicas que tiene. Provoca daños en el cuerpo, no tiene beneficios y es transportada directamente al hígado para su desintoxicación para que no cause más daño al cuerpo.

Una vez más, estas son sus palabras, y para más información, consulta el video.

Soja: una toxina que se promueve como “lo más saludable”.

Así como el maíz, la soja es una toxina que a menudo se promociona como un alimento saludable. En casi todos los alimentos procesados ​​que existen ahora se puede encontrar soja de alguna forma.

Por esta razón la mayoría de las personas no son conscientes de que comen demasiada soja. No es necesario que comas “hamburguesas vegetarianas” para consumir soja. En una dieta normal occidental, aproximadamente el 9% de las calorías totales proceden de la soja.

Mucha gente piensa que la soja no es tan mala ya que se lleva consumiendo miles de años en Asia. Pero la realidad es que los asiáticos son más inteligentes de lo que piensas. En primer lugar, los productos de soja que ellos consumen originalmente se comen crudos y fermentados. La fermentación es un proceso importante, porque permite que las toxinas de las semillas de soja se neutralizen.

En segundo lugar la soja en los países asiáticos se a visto principalmente como un condimento, no como una alternativa a los productos de origen animal. El consumo promedio de la soja en China es de 10 gramos (2 cucharaditas) al día y en Japón es de 30 a 60 gramos. Esto no es mucha cantidad.

En el mundo occidental nuestra soja en productos procesados no se fermenta, e incluso se come en grandes cantidades.

La Soja daña nuestra salud de la siguiente manera:

  • La soja contiene ácido fítico, que proporciona una reducción de la absorción de minerales como el calcio, el magnesio, el cobre, el hierro y el zinc;
  • La soja hace que necesites más vitamina D, una vitamina que de todas formas no recibimos lo suficiente;
  • La vitamina B12 de la soja no se absorbe y se asegura de que tu cuerpo necesite más vitamina B12;
  • El Ácido glutámico libre o también conocido como glutamato monosódico (E621, glutamato de sodio, glutamato, * campanas de alarma *) se forma durante el procesamiento de la soja y a menudo es un extra añadido para enmascarar el mal sabor de la soja;
  • La soja puede aumentar los problemas de tiroides, especialmente en las mujeres.

Para los hombres es extraordinariamente alarmante: un estudio realizado en 2008 encontró que los hombres que bebían una taza de leche de soja al día, tenían un 50% menos espermatozoides que los hombres que no tomaban soja.

Además, la soja es extremadamente peligrosa en alimentos para bebés. Los bebés que son alimentados con alimentos para bebes ricos en soja tienen 13,000 a 22,000 veces más estrógenos en la sangre que los bebés que reciben una comida para bebés a base de leche (¡fíjate bien en las etiquetas!). Si un bebé recibe 1 sólo alimento con soja, esto equivale a (basado en el peso de un bebé) 5 píldoras anticonceptivas de mujer adulta por día.

Para obtener una lista completa de los estudios que he mencionado con los peligros de la soja, haz clic aquí:
http://www.westonaprice.org/soy-alert/667-studies-showing-adverse-effects-of-soy.html

Espero no haberte asustado a mucho ;) con esta info, pero es importante que todos pongamos nuestro granito de arena para se eliminen las toxinas en los alimentos y así tengamos un futuro más saludable.

, , , , ,

Trackbacks/Pingbacks

  1. 10 Remedios Naturales Para Aliviar Las Migrañas | Revolucion Paleo - October 15, 2013

    [...] El Glutamato monosodico es un aditivo que le da sabor a las comidas y esta en casi TODO lo que encontramos en los supermercados y restaurantes, es un saborizante muy típico también en la comida rápida, fíjate muy bien en las etiquetas y procura no consumirlo ya que muchas personas sufren de migrañas y dolores de cabeza como consecuencia de la excitación cerebral que éste compuesto químico produce. [...]

Leave a Reply